Saltar al contenido

La fiebre amarilla – Síntomas, causas y prevención

La fiebre amarilla

La Fiebre amarilla, febris flava, infección grave causada por un flavivirus transmitido por mosquitos (Aedes aegypti) como lo es el mosquito tigre. La enfermedad se desarrolla a lo largo de 3 a 6 días con fiebre, síntomas parecidos a los de la gripe y, en los casos más graves, puede provocar daños hepáticos con ictericia, daños renales, encefalitis y fiebre hemorrágica.

La fiebre amarilla se da en las zonas tropicales de América del Sur y de África. La enfermedad tiene una presencia estable y persistente (endémica) en las zonas selváticas, donde también se encuentra en los monos. También puede producirse de forma epidémica entre los humanos cuando el virus se propaga a los mosquitos urbanos. Las epidemias de Nigeria (1991) y Kenia (1992-93) causaron más de 100.000 casos con una tasa de mortalidad superior al 20%.

¿Qué es la fiebre amarilla?

¿Qué es la fiebre amarilla?

Como se menciono anteriormente es causada por la infección con el virus por la picadura de un mosquito, que puede dañar el hígado y los riñones. El nombre hace referencia a la coloración amarillenta de la piel (ictericia) causada por la insuficiencia hepática.

La fiebre amarilla solo ocurre en América del Sur tropical y África tropical subsahariana, entre los 15 ° norte y 15 ° sur del ecuador. Puede evolucionar como una enfermedad parecida a la gripe o como una enfermedad más grave y potencialmente mortal, con hemorragias internas e insuficiencia renal y hepática. La insuficiencia hepática provoca ictericia, que es lo que da nombre a la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la fiebre amarilla?

El tiempo que transcurre desde la infección hasta la aparición de los síntomas es de 3 a 6 días.

Los síntomas son:

  • Fiebre que aparece repentinamente
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en los músculos
  • Náuseas y vómitos
  • En la mayoría de las personas con fiebre amarilla, los síntomas desaparecen después de 3-4 días. En una pequeña proporción de los infectados, la enfermedad puede llegar a ser mortal, con fallos en la función hepática y renal y hemorragias en la piel y las mucosas.

¿A qué síntomas hay que prestar especial atención?

Aparición repentina de fiebre en personas no vacunadas poco después de viajar a una zona con fiebre amarilla, acompañada de escalofríos, dolor de cabeza, dolores musculares, náuseas y vómitos.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

El diagnóstico se realiza mediante un análisis de sangre.

¿Por qué se contrae la fiebre amarilla?

Los mosquitos (los llamados Aedes) transmiten el virus de la fiebre amarilla, bien a través de otras personas (en zonas urbanas), o a través de monos (en zonas forestales). Los monos que albergan el virus, actuando como un supuesto reservorio, no tienen por qué estar enfermos. Suelen picar al amanecer y alrededor de la puesta de sol. La propagación de la infección también puede producirse en zonas montañosas de hasta 2.500 m de altitud.

¿Cómo tratar la fiebre amarilla?

No existe un tratamiento real para la fiebre amarilla, pero se puede intentar mitigar los efectos del daño hepático, la insuficiencia renal, la deficiencia de líquidos y la tendencia a las hemorragias. La penicilina y otros antibióticos son ineficaces contra el virus.

¿Qué puedo hacer?

Debe vacunarse contra la fiebre amarilla antes de viajar a zonas donde está presente la enfermedad.

¿Cómo puedo evitar contraer la fiebre amarilla o empeorarla?

Evitar contraer la fiebre amarilla

La vacunación contra la fiebre amarilla es prácticamente eficaz al 100%. La vacunación es obligatoria cuando se viaja a países donde exista el virus. También es importante protegerse de las picaduras de mosquitos, que también transmiten otras enfermedades.

¿Cuándo debo buscar ayuda?

Si sospecha que está enfermo después de haber viajado a una zona infectada y no se ha vacunado previamente.

¿Cómo se desarrolla la enfermedad?

El proceso puede ser leve y de corta duración, especialmente en niños.

  • En la mayoría de los casos, los síntomas desaparecen por sí solos después de 3-4 días.
  • En una pequeña proporción de personas con fiebre amarilla, la condición empeora después de una corta recuperación y se desarrollan complicaciones.
  • Daño hepático (ictericia progresiva).
  • Insuficiencia renal con cese de la producción de orina.
  • Sangrado de la piel y de las mucosas.
  • En el caso de la fiebre amarilla grave, aproximadamente la mitad de las personas morirán a causa de la enfermedad.

¿Cómo de común es la fiebre amarilla?

Más del 90% de los casos de fiebre amarilla se dan en África Occidental, aunque la infección también se da en Sudamérica. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que cada año se producen unos 200.000 casos en todo el mundo, con 30.000-60.000 muertes

¿Es posible contraer la fiebre amarilla más de una vez?

No. Una infección previa significa que usted es inmune para el resto de su vida.

¿Cómo evoluciona la enfermedad?

  • La enfermedad comienza entre 3 y 6 días después de la infección. La enfermedad tiene 3 fases.
  • En la primera fase tendrá fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, náuseas, vómitos y a menudo ictericia.
  • En la segunda fase (después de 3-4 días), la fiebre y otros síntomas desaparecen y la mayoría de las personas se recuperan.
  • Sin embargo, en algunas personas la enfermedad progresa hasta la tercera fase, en la que vuelve la fiebre y se produce un fallo de los órganos internos, como los riñones y el hígado, con
  • hemorragias internas y afectación del cerebro con convulsiones y pérdida de conciencia.
  • En la tercera fase, entre el 25 y el 50% de los pacientes mueren por insuficiencia hepática o renal.

Protección contra las picaduras de mosquitos

En las zonas de fiebre amarilla, hay que protegerse de las picaduras de mosquitos, también para evitar el contagio de otras enfermedades (como la malaria y el dengue):

  • Alrededor del amanecer y del atardecer, use pantalones largos, calcetines y camisas de manga larga al aire libre.
  • Los repelentes que contienen dietiltoluamida (DEET) deben aplicarse sobre la piel.
  • Los mosquiteros alrededor de la cama deben estar impregnados con el insecticida permetrina, que mata tanto a los mosquitos como a otros insectos.
  • Las habitaciones pueden quedar libres de insectos rociando toda la habitación con repelente de insectos y dejándola con las puertas y ventanas cerradas durante unas horas.
  • El aire sólo debe salir por las ventanas cubiertas con mosquiteras.
  • No encienda las luces de las habitaciones hasta que las puertas y las ventanas estén cerradas: los pequeños invasores se sienten atraídos por la luz.
  • Las habitaciones de hotel con aire acondicionado suelen estar libres de bichos.

¿Cómo se transmite la fiebre amarilla?

transmisión de la fiebre amarilla

La infección puede ser transmitida a una persona por la picadura de un mosquito Aedes, si éste ha picado previamente a un mono o persona infectada.

En Sudamérica, la transmisión más frecuente es la de monos a humanos. Esto significa que son principalmente las personas que viven en los bosques o cerca de ellos las que están infectadas. Por ello, esta forma lo que se denomina fiebre amarilla de la selva.

En África, En la selva también está presente esta enfermedad, pero la forma más común de infección se produce durante la temporada de lluvias en las zonas húmedas de la sabana de África Occidental y Central. En África, los brotes también se producen en ciudades y pueblos (urbana). La fiebre amarilla urbana la transmiten los mosquitos de un ser humano a otro.

Tratamiento de la fiebre amarilla

Existe una vacuna eficaz y se aconseja la vacunación a los viajeros que vayan a zonas con infectadas. La vacuna debe administrarse al menos 10 días antes del viaje y se considera que la protección es de por vida.

Vacunación

La fiebre amarilla y la poliomielitis son las únicas enfermedades para las que existen normas internacionales de vacunación. Algunos países exigen la vacunación para poder entrar en el país. Este suele ser el caso si se viaja desde un país en el que está presente este virus. Al exigir la vacunación, las autoridades quieren asegurarse de que el viajero no introduzca la enfermedad en su país. La vacunación debe documentarse con un sello en la tarjeta amarilla de vacunación internacional. La vacunación es válida después de 10 días y ahora es de por vida, a diferencia de antes. (Está en vigor desde julio de 2016).

La vacuna debe administrarse con precaución a las personas mayores de 60 años, ya que tienen un mayor riesgo de sufrir efectos secundarios.

Exención de la vacunación

Si por alguna razón no puede vacunarse (sistema inmunitario deficiente, embarazo o niño menor de 6 meses), su médico puede darle un certificado de exención que explique por qué no se ha vacunado.

Tratamiento médico

No hay tratamiento médico disponible para el virus de la fiebre amarilla. Por lo tanto, el tratamiento médico está dirigido a combatir complicaciones como la insuficiencia renal y las hemorragias internas.